SANIDAD Y RESTAURACIÓN EN CRISTO JESÚS

Enseñanzas en audio y artículos


TODOS somos pecadores, seamos pecadores perdonados o pecadores perdidos. Y todos vivimos entre pecadores en un mundo caído. Esto es segura señal que TODOS necesitamos sanidad espiritual y emocional.


 

Amada Amiga, ¿por qué TODOS necesitamos PASOS HACIA LA PAZ?

Porque el persistente pecado está presente, el idólatra pecado: blasfema, adultera, asesina, destruye, deshonra, roba, miente, codicia...  Mas el Santo Salvador Jesús, la salvación de Jehová, ofrece saciable SANIDAD al alma atormentada, agobiada y angustiada. Él obsequia perdón y paz independientemente del pecado perverso o vileza vergonzosa cometida. 


 #2174LP PASOS HACIA LA PAZ PT I

Admita su ANGUSTIA, su dolor. Luego, admita y ARREPIÉNTASE de su ABUSO, su pecado.

 

#2175LP PASOS HACIA LA PAZ PT II

Admita su ALTERCADO con el ALTÍSIMO, enfrente su enojo. ABSUELVA A AJENOS.


#2176LP PASOS HACIA LA PAZ PT III

ACEPTE LA ABSOLUCIÓN DEL ALTÍSIMO.


#2177LP PASOS HACIA LA PAZ PT VI

ANUNCIE SU ALABANZA, AYUDE AL ATORMENTADO, ARTICULE SUS AÑOROS.


#2028  ÉL RESTITUYÓ MI VIDA. 

#2133LP En Cristo soy LIBRE del poder de Satanás.

#2134LP En Cristo soy LIBRE del TEMOR.



MOTIVE A LA HERMANA ARREPENTIDA:

#2030  RESTAURACIÓN, NO HUMILLACIÓN - STG 5.19-20  




Enseñanzas disponibles en MP3

EN BUSCA DE LA PAZ

PERPETUAS PROMESAS

Escoja la enseñanza deseada y pulse el botón ">".



Publicaciones Perlas Preciosas

www.LasPerseveradoras.org 


PASOS HACIA LA PAZ
Por Maritza Edmiston
 
Alma agobiada y atormentada, tal y como existen consecuencias convulsivas por los pecados perversos o vilezas vergonzosas cometidas, existe perdón y pasos hacia la paz, pues un corazón arrepentido y humillado no desprecia el Altísimo Amoroso. El Padre Perdonador “sana a los quebrantados de corazón, y venda sus heridas” (Sal. 147.3) al practicar los pasos hacia la paz.
 
1. ADMITA SU ANGUSTIA
Sepultar el dolor y la culpa no conduce a saciable sanidad, al perdón y paz, pues resucitan. Admita que está herida, llore abiertamente (Salmo 142.1). Desahóguese con el Santo Sanador, Él ya lo sabe. 

2. ADMITA Y ARREPIÉNTASE DE SU ABUSO
Admita su culpabilidad (Prov. 28.13), aceptando lo que la Biblia enseña en cuanto a su pecado. Arrepiéntase y confiese, no sólo sus acciones, sino las intenciones del corazón que la condujeron a consumarlo.  Clame el Salmo 51.

3. ADMITA SU ALTERCADO CON EL ALTÍSIMO

Admita estar enojada con Dios al enfrentar una trágica tribulación o las consecuencias de su desobediencia. El Padre Perdonador ya lo sabe.

4. ABSUELVA A AJENOS
El no perdonar nos encarcela y el perdonar nos libera. El proceso de perdonar es un proceso de liberación hacia la sanidad, no es otorgarle la razón a quien nos perjudicó. Perdonar es OFRENDAR la gracia inmerecida que nosotras misma recibimos del Redentor Real.

5. ACEPTE LA ABSOLUCIÓN DEL ALTÍSIMO
No sea su peor enemiga. Si en auténtico arrepentimiento confesó sus pecados, reciba el perdón perpetuo (1 Juan 1.9).  Justamente nuestro pecado merece castigo, y el perdón es inmerecido, mas la sentencia pagada está con la sangre santa del Cordero Celestial. Glorifique al Padre Perdonador con el Salmo 103. No es la voluntad de Dios que nuestros pecados pasados controlen nuestro presente, ni dicten nuestro futuro.

6. ANUNCIE SU ALABANZA
Alaba para GLORIFICA A DIOS y amordaza al acusador acosador Satanás y edificar con esperanza al hermano.
Dé su testimonio. Si en auténtico arrepentimiento recibió el perdón perpetuo, ya no existe un perverso pecado en su pasado, sino una grandiosa obra de gracia en el presente. La mención de su pecado, será recordatorio de la gracia inmerecida y amorosa del Padre Perdonador (Salmo 34.5; Salmo 32).

7. AYUDE AL ATORMENTADO
Sea un bálsamo para otras almas atormentadas por el mismo pasado pecado.  Permita que Dios le guíe a ministrarles (2 Corintios 1.3-4).

8.  ARTICULE SUS AÑOROS
Aunque la persona contra quién pecó falleció, exprese sus sentimientos.
En cuanto al aborto, exprese sus sentimientos verbalmente o por escrito a su bebé, él o ella posee un espíritu eterno y está con el Creador Celestial.  Dele nombre a su bebé (Isa. 49.1).

“Bendice, alma mía, a Jehová, Y bendiga todo mi ser su santo nombre.
Bendice, alma mía, a Jehová, Y no olvides ninguno de sus beneficios.
Él es quien perdona todas tus iniquidades,
El que sana todas tus dolencias;
El que rescata del hoyo tu vida,
El que te corona de favores y misericordias;
No ha hecho con nosotros conforme a nuestras iniquidades,
Ni nos ha pagado conforme a nuestros pecados.
Porque como la altura de los cielos sobre la tierra,
Engrandeció su misericordia sobre los que le temen.
Cuanto está lejos el oriente del occidente,
Hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones.
Como el padre se compadece de los hijos,
Se compadece Jehová de los que le temen”
(Salmo 103:2-3,10-13).


PUBLICACIONES PERLAS PRECIOSAS
Por Maritza Edmiston
www.LasPerseveradoras.org
www.WomenOfPerseverance.org
CLCE - Actualizado UMUM



Volver a empezar: Enfrentando el futuro después de una significante pérdida por Rusty Wright

Desahogue la pérdida.
Una ayudita de sus amigos.
Vigila tus áreas vulnerables.
Procura una estancia de luz.
Atesora tus memorias.
Cambiar la página.
Procura que tus raíces espirituales estén profundamente arraigadas.
http://www.ministeriosprobe.org/docs/empezar.html

Nuestra página, www.LasPerseveradoras.org, puede ser usada como enlace.

Copyright - Todos los derechos reservados por LAS PERSEVERADORAS.
Las reproducciones de todo material escrito de LAS PERSEVERADORAS deben ser en su totalidad, sin alterar o editar el texto; el autor y www.LasPerseveradoras.org deben ser indicados.
Prohibida toda reproducción para la venta. Prohibida la producción o reproducción de los materiales de Las Perseveradoras en AUDIO o VIDEO.